Presentación

Cartel Escuela Social 2ª Edición

¿Qué es la Escuela Social Ramón Fernández Durán?

La Escuela Social Ramón Fernández Durán surge en homenaje al pensador y activista Ramón Fernández Durán.

Se trata de un espacio autogestionado de conocimiento mutuo, relación, y reflexión para la acción social y colectiva entre gente inquieta que nos apetece juntarnos y compartir: “qué estamos haciendo” para “hacer juntas”; discutir, reír, divertirnos, construir y deconstruir,… Soñando muchos mundos donde la justicia social, la igualdad, la solidaridad, el respeto por el medio ambiente y las personas, sean utopías a alcanzar.

Si tienes inquietud por cambiar este sistema capitalista inhumano y te apetece compartir reflexiones y análisis sociopolíticos, así como propuestas para transitar juntas hacia otros mundos más humanos y sustentables, no lo dudes, este es tu sitio.

¿Quiénes han puesto en marcha esta escuela?

Esta escuela ha sido fundada por Ecologistas en Acción, CGT y Baladre, pero está abierta y quiere contar con todos los colectivos y movimientos sociales, así que si tu colectivo está interesado en participar en su organización, no dudes en contactar con nosotros.

¿Quién era Ramón Fernández Durán?

Ramón Fernández Durán, fue un pensador crítico y activista precursor de los movimientos sociales y fundador de Ecologistas en Acción. Dedicó su vida en cuerpo y alma a luchar contra la globalización capitalista y la era del petróleo, tejiendo redes entre muy diversos colectivos sociales, ligando el ecologismo social con el anarcosindicalismo y la lucha desde abajo de las excluídas del sistema.

Publicó multitud de libros, entre los que cabe destacar “Capitalismo (financiero) global y guerra permanente, *La compleja construcción de la Europa superpotencia, El crepúsculo de la era trágica del petróleo: Pico del oro negro y colapso financiero (y ecológico) mundial, y La Quiebra del Capitalismo Global: 2000­-2030.

Si quieres saber más de él, visita el blog La Explosión del Desorden.

Dibujo de recuerdo de Ramón Fernández Durán

Faltaban 5 días como faltan hoy,
para que las calles estallaran.
Y Ramón que preparó la revuelta durante años,
usó los ojos indignados de su gente querida para verlo.
No estuvo Ramón,
y sin estar estuvo más presente que los que teníamos los dos pies en la plaza.
Estuvo caminando en la manifestación,
haciendo rodar un euro gigante que dice las verdades de la Unión Europea,
en las asambleas de economía,
escuchando, hablando pausado, debatiendo,
estuvo en la pancarta que colgaron las feministas,
y preparando la comida, lavando cacharros, colocando toldos para el sol.
Y ahí sigue Ramón, pisando suavemente la plaza,
estando sin estar,
digno,
coherente,
luchador.
Libre.